domingo, 1 de noviembre de 2009

Luisa, aquella hermosa Acólita

Luisa va al colegio de lunes a viernes, tiene a veinticinco compañeros de curso en una escuela de Alamar del Este, cerca de la Habana. 
De lunes a viernes juega y estudia en esos patios, el Domingo para ella es especial, es la ocasión en que se reviste de Acólita.
Es linda Luisa, tiene una mirada especial, en momentos tiene cara de guardiana, en otros de distraída, y en la mayoría de las veces con la cara de la fotografía, entre seria e importante.
Ella sabe lo que hace, sabe que se ha revestido con esa túnica blanca como signo de su Bautismo. Por eso se siente haciendo una tarea importante, ella sabe que por el Bautismo ha sido ungida como Hija de Dios, como Sacerdote, Profeta y Reina, que la sitúa a la misma altura del sacerdote, del diácono, del Obispo. 
Ella lo sabe y se siente orgullosa de pertenecer a un Iglesia que la valora, la quiere, le da un espacio.
Luisa sabe que no está "ayudando" a su Párroco, ella se hace ministra, servidora de Jesucristo "en Persona", ella no está para cosas chicas. Está colaborando en un acto enorme: Jesucristo presente, vivo, en persona en el Altar.
Ella sabe que Jesús la quiere de una forma única, sus ojos lo dicen, su mirada cálida lo expresa.

Luisa ha descubierto de poquito a Jesús como su mejor amigo, en sus sueños se veía viejita con Jesús conversando a su lado... esto es una amistad para toda la vida, nos dice.
A Luisa le encanta encender y apagar las velas, ella se adelanta a hacerlo antes de la Señora María, que siempre le dice "cuidado que te quemarás... pese a esto Luisa las enciende (y no se quema). Ella sabe que las velas son importantes en la tarea de una Acólita. 
Cuando las toma y se coloca junto a la lectura del Evangelio, se ven sus ojos encendidos, sabe que ella también se convierte en una vela. Con su ejemplo nos repite las palabras de Jesús: "Ustedes son la luz del mundo"...
Si, Luisa es linda, es una de las hijas predilectas de Dios, ella lo sabe. Cuando la misa culmina, ella sale caminando, a saltitos, junto a sus Padres, sabe que de pronto ella se ha convertido en la mejor iglesia (tiene a Jesús dentro) y en la mejor vela (con su sonrisa va iluminando el camino, la vida).
Y pensar que creíamos que Luisa servía "en el altar", pero ella vuelve a jugar a su escuela y allí sigue siendo templo y luz entre sus compañeros, simplemente jugando, alegrando, escuchando, siendo la hija predilecta de ese Padre maravilloso que pone cada día en ella, la luz de una estrella. 


wed


Artículos más leídos en última semana

Un libro del autor

Un libro del autor
Pinche y Lea algo del libro en este link

¿Quién es el autor de este sitio?

Mi foto

Profesor de formación, educador de corazón. Magíster en Educación Pontificia Universidad Católica de Chile. Autor de libros y de diversos artículos sobre educación, desarrollo humano, gestión de calidad, evangelización del currículum.
Actualmente es Director Ejecutivo de una red de colegios, Presidente Amares, Vice Pdte. Fundación Iglesia Educa. Esposo de Verónica, Papá de Natalia, Amante de la Vida y de los Sueños.

Translate, Traducción

Estamos en Creative Commons

Licencia Creative Commons
Winston Elphick.net está bajo una Licencia Creative Commons Atribución 3.0 Unported.

Somos parte de Creative Commons Internacional

Contra lo que piensan algunos que NADA es gratis en la vida, creemos que TODO es un regalo, un don de la Vida, los Amigos, Dios...
Por eso este sitio tiene Licencia Creative Commons Internacional: Puede usar los escritos con total libertad, sin pedir permiso... el conocimiento es un regalo que entre todos construimos.

FORMANDO REDES, PERO PARA ALGUN CAMBIO SOCIAL!!


Artículos anteriores

¿Buscas algún tema? ¡AQUI!