sábado, 13 de octubre de 2012

El desvelarse como despertar de la conciencia


La hora del desvelo 
tiene algo de insomnio, ciertamente,
no podemos conciliar el sueño,
nos damos vuelta en la cama pensando, sufriendo... 

¿Pensando qué?
Cada uno uno tiene sus pensares ...

¿Sufriendo qué?
Cada uno tiene sus sufrires...

Pero también la hora del desvelo 
tiene mucho de otros elementos 
que nos pueden cambiar la mirada del desvelo.

La hora del desvelo tiene más de vigilia, 
de querer quedarse en vela y alerta ... 
de salir de la loca y fubona somnolencia, 

La hora del desvelo tiene mucho de memoria
que busca dignificar la vida
y de recuperar el celo por lo perdido.

La hora del desvelo tiene mucho de lucha,
de esmerarse por reconquistar 
las batallas perdidas en la vida.

El des-velo con sentido
me permite correr los paños oscuros 
que tapiaban mis ventanas. 

Es correr los prejuicios de la sombra,
descubrir lo que se oculta en ellas, 
exponer a la luz las verdades fundamentales,
las pasiones y creencias que mueven la vida.

La noche des-velada es un tiempo de silencio,
de retiro profundo de las apariencias y el estatus.
Al final estamos solos conversando 
con el tipo más complejo que conocemos: 
nosotros mismos.

El des-velarse nos permite exteriorizar
los mejores y los peores pensamientos, 
nos revela lo que muchas veces 
estaba oculto hasta para nosotros mismos.
Nos muestra en verdad 
lo que sentimos, pensamos, creemos.

Allí desnudos de todo en la noche larga
nos vestimos con las mejores ropas 
que pueden cubrir al ser humano:
una conciencia activa y vigilante.

La noche des-velada es un concierto del espíritu,
un regalo de Dios para detenerme 
y asumirlo como la mejor forma de avanzar.

Es despertarse en medio de la noche 
y descubrir las negras sombras 
y sus planes de muerte y destierro. 

Es dejar la pobre senda del despreocupado 
e indolente que duerme en nosotros.

Es proponerse despabilarse, 
es renunciar a dormirse 
cuando vemos que los mercaderes 
tienen copados todos nuestros espacios. 
Y quieren vender y comprar la vida humana
como un "recurso humano" 
a explotar como el litio
o más eufemísticamente 
un "capital humano"
que siempre le estará entregando 
buenos y crecientes dividendos.

La noche des-velada es una oportunidad para abrir los ojos
y preocuparse por lo que pasa a nuestro alrededor,  
esmerarse por cambiar las trampas 
que algunos pusieron en el camino 
por el que mañana pasarán nuestras niñas y niños.

¿Por qué no esforzarse 
en aprovechar estas horas trasnochadas
y valorarlas como una oportunidad 
mucho más que el quejarnos 
y retorcernos molestos en las sábanas?

Es un tiempo que Dios te regala para crecer, 
para afanarse y aplicarse en todo aquello
que le debemos de bien y de servicio a este mundo nuestro.

Es tiempo para pensar 
en las mejores formas de cuidar las flores,
de hablar por este Dios 
que algunos creen haber amordazado,
es el tiempo para proyectar 
los cuidados de tu casa,
para vigilar a los mercaderes 
y esclavistas laborales,

Es tiempo para pensar 
en las mejores formas 
para denunciar sin gatillar una bala.

Es el tiempo para idear las bombas 
esas con muchas frases-terapias
que mañana podríamos colocar 
en medio del pecho del arrogante,
del servidor infiel, 
de los amantes del yo por sobre todo.

Rompamos su sarcasmo y ambición 
por quedarse con el todo de todos.
Así sabremos que son bastante 
poco compatible los criterios del mercado, 
con los criterios de un Jesús 
que nunca se hizo vendedor de ideas, 
ni creador de imagenes publicitarias,
sino un comprometido y coherente 
transformador y dador de plenitud a la vida humana.

¡Qué distinto es el vértigo del capitalismo salvaje
versus el del que busca servir 
a la vida plena de la persona humana!

¡Qué distintas opciones asume el esclavista
respecto del que quiere liberar teológicamente la vida!

Por eso se nos dijo 
que podrá pasar un camello 
por el ojo de una aguja, 
pero que era bien poco probable 
que pasara por ella 
un empresario deshumanizado, 
un capitalista sordo y ciego a la pobredumbre social, 
un banquero inescrupuloso y usurero, 
un profesor pasa-materia, 
un padre simplemente recolector-proveedor, 
un gerente vendiéndose 
mediante una mentirosa 
responsabilidad social empresarial,
un abogado quitando la casa 
de un deudor hipotecario.

Por eso se nos dijo 
que podrá pasar un camello 
por el ojo de una aguja, 
pero que era bien poco probable 
que pasara por ella 
los inversionistas de una cadena de farmacias 
que se colusionan para robar
a sus compradores enfermos,
un médico operando un ojo, 
para cobrar por sus servicios 
el ojo de la cara de su paciente.


Por eso se nos dijo 
que podrá pasar un camello 
por el ojo de una aguja, 
pero que era bien poco probable 
que pasara por ella 
ese directorio empresarial
que exige a sus ejecutivos
y estos ejecutivos a sus empleados,
resultados económicos 
siempre mayores que los anteriores,
introduciendo la competencia 
y la matanza hacia las empresas "enemigas".

¿Ellos podrán pasar 
si están convirtiendo lo social 
en un campo darwiniano 
en que la norma y el dogma
es que el más fuerte profite, 
se beneficie sin remordimientos ni asco
y se termine comiendo al más pobre.


No cabe duda que no podrán pasar

por el ojo de una aguja...
como hace un momento 
lo hizo ese humilde y hediondo camello.

Artículos más leídos en última semana

Un libro del autor

Un libro del autor
Pinche y Lea algo del libro en este link

¿Quién es el autor de este sitio?

Mi foto

Profesor de formación, educador de corazón. Magíster en Educación Pontificia Universidad Católica de Chile. Autor de libros y de diversos artículos sobre educación, desarrollo humano, gestión de calidad, evangelización del currículum.
Actualmente es Director Ejecutivo de una red de colegios, Presidente Amares, Vice Pdte. Fundación Iglesia Educa. Esposo de Verónica, Papá de Natalia, Amante de la Vida y de los Sueños.

Translate, Traducción

Estamos en Creative Commons

Licencia Creative Commons
Winston Elphick.net está bajo una Licencia Creative Commons Atribución 3.0 Unported.

Somos parte de Creative Commons Internacional

Contra lo que piensan algunos que NADA es gratis en la vida, creemos que TODO es un regalo, un don de la Vida, los Amigos, Dios...
Por eso este sitio tiene Licencia Creative Commons Internacional: Puede usar los escritos con total libertad, sin pedir permiso... el conocimiento es un regalo que entre todos construimos.

FORMANDO REDES, PERO PARA ALGUN CAMBIO SOCIAL!!


Artículos anteriores

¿Buscas algún tema? ¡AQUI!