jueves, 29 de julio de 2010

Dios el que eternamente comparte...




Dios comparte con sus hijos…
¡Qué novedad! –me podrías decir-
Es que es algo especial su compartir,
lo hace con sus grandezas y debilidades.

Quiso mostrarse débil, triste, pobre,
maldecido, ridiculizado, olvidado,
fracasado, con sus acciones devaluadas…

Pese a todo El nos demostró que es posible
la sonrisa en medio de Calcuta,
que en Chonchi los niños pueden aprender,
que Villa Grimaldi se puede llenar de juegos y cantos,
que no hay bolsa ni mercado que devalúe el amor,
nos hizo ver la virtud de la pobreza
y la pobreza de la riqueza egoísta.

El hizo que la vida se hiciera un continuo,
que nunca la muerte fuese eterna,
sino simplemente la conductora
hacia el mundo de la vida que nadie mata.

Dios quiso compartir con sus hijos
donándonos su bondad y grandeza
y perdonando y evolucionando en nuestras debilidades.

Se hizo pañuelo de pobre
que  coge todas las impotencias y angustias
de sus hijos al vernos menos personas
de lo que aspiramos a ser realmente.

El nos demostró que es posible crear
apasionadamente crear, contra las rutinas y  censuras,
que no hay traición que anule la pasión servidora.

Dios comparte con sus hijos
esa delicadeza creadora que nos entrega cada día,
para sanar, cultivar, santificar y construir la tierra.

Dios comparte con sus hijos
¿Sus hijos comparten con EL?
Algunos aguardan, observan, escuchan,
quieren un Dios que les hable y actúe,
que mueva las montañas que ellos deben mover.
Son los temerosos, los conservadores, los adormilados,
los que esperan la orden de partida y parada…

Otros, son hijos más inquietos,
se lanzan a la ruta, desafían a los que aguardan,
se arriesgan a ser censurados y detenidos en su camino.
Esos son los apasionados, los encendidos,
los que no ven las piedras del camino,
sino la enorme ruta que les llena de oportunidades.

Estos Hijos inquietos son los que llenan tu corazón,
le inyectan orgullo de Padre y aventuras creadoras.
Esos son los hijos caminantes y misioneros
dispuestos a romper las suelas y quemar las naves
por un solo pensamiento de amor tuyo.

Artículos más leídos en última semana

Un libro del autor

Un libro del autor
Pinche y Lea algo del libro en este link

¿Quién es el autor de este sitio?

Mi foto

Profesor de formación, educador de corazón. Magíster en Educación Pontificia Universidad Católica de Chile. Autor de libros y de diversos artículos sobre educación, desarrollo humano, gestión de calidad, evangelización del currículum.
Actualmente es Director Ejecutivo de una red de colegios, Presidente Amares, Vice Pdte. Fundación Iglesia Educa. Esposo de Verónica, Papá de Natalia, Amante de la Vida y de los Sueños.

Translate, Traducción

Estamos en Creative Commons

Licencia Creative Commons
Winston Elphick.net está bajo una Licencia Creative Commons Atribución 3.0 Unported.

Somos parte de Creative Commons Internacional

Contra lo que piensan algunos que NADA es gratis en la vida, creemos que TODO es un regalo, un don de la Vida, los Amigos, Dios...
Por eso este sitio tiene Licencia Creative Commons Internacional: Puede usar los escritos con total libertad, sin pedir permiso... el conocimiento es un regalo que entre todos construimos.

FORMANDO REDES, PERO PARA ALGUN CAMBIO SOCIAL!!


Artículos anteriores

¿Buscas algún tema? ¡AQUI!