viernes, 1 de abril de 2011

Nuevos comentarios sobre ¿Por qué los jóvenes no se indignan?


Amen a Federico Pala y Pico. Añado que durante toda nuestra infancia nos han vendido humo y promesas de un futuro inexistente... Con diferencia, la generacion de nuestros padres es la peor que haya existido. Y digo padres, no abuelos, que no tienen nada que ver.
Creo que a mi generación le cuesta creerse el panorama que nos habéis dejado. Sueldos que (no) nos pagáis, contratos que (no) nos ofrecéis, méritos que (no) nos reconocéis, esperanzas que (no) nos dais -a nosotros, que sabemos bastante más que muchos de vosotros con nuestra edad-...estamos corriendo con los costes de vuestra crisis, pero estad tranquilos; ya llegará el momento en que haya que pagar vuestra asistencia social, y tendréis vuestra merecida recompensa ^^
Claro que nos indignamos. LLevamos 10 años indignados. Desde que nos escupieron de la universidad y andamos errando y acumulando sobreformación y desdoblando en mil habilidades nuestro conocimiento para nada. Pero la constante búsqueda y la acumulación de trabajos quitan tiempo para el activismo, el que además, sospecho, que no sirve de nada. Indignados, cansados, escépticos y luchando cada día, pero individualmente, también por no caer en el hoyo del pesimismo y la lamentación continua. No seáis condescendientes, esto no es mayo del 68, hay que pagar las cuentas y buscar, inventar, pergeñar el día a día.
Primero fue la sociedad de las minorías, ahora la de los individuos. Paradójicamente, de esa ventaja de proteger al individuo por encima de todo acabamos eligiendo el aislamiento social que produce la incomodidad de "buscarse la vida", ir de casa al trabajo y del trabajo a casa, y que nuestro vecino sea un completo desconocido. Veo una sociedad donde se nos impone la prisa por un bienestar basado en la posesión y no en la riqueza social. Como propuesta: "un take it easy" en nuestro afán por prosperar y pagar facturas, y una búsqueda de alternativas a esos mismos problemas basadas en el asociacionismo de individuos con los mismos intereses (extraña paradoja, pues creo q la sociedad está construida para el individuo). No se trata de encontrar gente afín en todos los sentidos sino "compañeros de viaje" para dar alternativa a la carrera por llegar a fin de mes. Tengo 28 años, mi ocupación es ser cuidador de hecho de una anciana con demencia senil, padezco trastorno bipolar y depresiones, y me encantaría tener un entorno más rico.
Los jovenes no queremos indignarnos, fruncir el ceño, soltar pestes por la boca y mirar a otro lado. Queremos ACTUAR. Tenemos ideas que poner en práctica y soluciones a los problemas, tal vez no mejores que los de nuestros mayores, pero sí completamente NUEVAS. Pero son muy reducidos los ámbitos en los que la que fuera la generación de 68, que se rebeló contra la gerontocracia, la plutocracia y el autoritarismo, nos deja participar activamente. En estos ámbitos participamos, justo en la medida que nos toca, ni más ni menos que el colectivo de jubilados, el colectivo de amas de casa, el colectivo de ejecutivos de empresa. Somos los que estamos y estamos los que somos, restando un más/menos pequeño porcentaje, que es precisamente el que tiene repercusión mediática (porque la noticia es que un humano muerda a un perro, no lo contrario)...
No nos toca a nosotros indignarnos, ese es el recurso de los hipócritas, lo dejamos para vuestra generación. Cuando nos toque y podamos ACTUAREMOS.
Medios clásicos como la huelga general ya no sirve, la violencia -excepto la institucional- está mal vista, los medios -incluido éste- esconden o tergiversan las iniciativas de los grupos alternativos y hasta nos venden que las revoluciones norteafricanas las convocan vía twitter, la Universidad anula la discrepancia ante el consenso neoliberal y los sindicatos están devaluados y controlados. No sé como se atreve a exigir nada a una generación a la que sus padres, todos muy progres y antifranquistas, educó en el consumismo y que ahora se despierta con la certeza de que se somos la primera generación que vivirá peor que nuestros padres. Indígnese de la cobertura que da este medio o la Universidad en la que trabaja a determinados temas y luego hablamos.
Estamos indignados, oh, sí, y mucho. Pero, ¿porqué íbamos a protestar de la misma manera que nuestros padres?¿De qué sirvió la huelga general?¿De qué las millonarias manifestaciones contra la guerra y todas las demás? De nada. Nosotros, los jóvenes, tenemos nuestra propia visión de la sociedad que nos dejáis y, sobre todo de sus fallos, así como nuestros métodos y nuestras armas para afrontarlos. ¿Porqué nadie ve que nuestra negativa de participar en esta farsa (los nini, los desmotivados, etc) es consecuencia de nuestra indignación? ¡Dejad de aplicarnos vuestros cuentos, vuestras motivaciones y vuestra visión!
Sobre el libro de Hessel, después de leerlo me quedé muy decepcionada. Indignaos!, sí, pero ¿de qué manera? Tengo 28 años y no encontré en el libro ninguna vía para manifestar mi indignación. ¿Colaborar con una ONG es manifestar mi indignación? ¿Presentar quejas a la administración? ¿No votar en las próximas elecciones?
El problema ya no es "indignarse por la suerte del vecino". Con los ataques cada vez más furibundos al llamado estado del bienestar, la cuestión es si vamos algún día a indignarnos por nuestra propia suerte. ¿O nos dejaremos llevar como ovejitas al matadero mientras se configura una élite mundial cada vez más reducida y cada vez más alejada de la realidad?
Sus padres se indignaron ¿de qué sirvió? En cuanto "ciertos" han podido, se le ha dado la vuelta a la tortilla, de nuevo.
¿Por qué se indignan los padres de los jóvenes de hoy?
Esa puede ser, en mi opinión, la pregunta del millón.
Los jóvenes son el reflejo, están a tiempo de tomar el testigo, pero mientras tanto no son más que un producto de la generación que les precede.
Si hay que acudir a los abueletes para agitarlos, da la impresión de que hay una generación que se durmió en los laureles de la abundancia.
Indignados estamos muchos, el problema es la incapacidad de hacer frente a un sistema en el que muchos otros jóvenes pretenden seguir postergando el equilibrio de éste. Nos han educado en un mundo que defiende unos valores, que luego resulta que tienen poco que ver con la realidad. Es difícil pensar que hay alguna salida en una sociedad tan tremendamente individualizada como la occidental, creo imposible intentar convencer a muchos de esos jóvenes que lo único que ansían es ganar un montón de dinero en que hay más cosas y que el sistema debe cambiar... Por lo menos a mí me lo parece... y eso me hace cabrearme aun más
No se marcó el enlace, aunque si pulsas enmi nombre te lleva a ¡INDÍGNATE! Inminente Convocatoria de la Plataforma de Coordinación de Grupos Pro-Movilizaciónhttp://lacomunidad.elpais.com/ezpala/2011/3/2/-indignate-inminente-convocatoria-la-plataforma-de
Saludos
Llevan ya un tiempito indignados, llamando a ¡INDÍGNATE! Inminente Convocatoria de la Plataforma de Coordinación de Grupos Pro-Movilización Si quieres te paso un calendario de acciones, hay para dar y tomar, de todos ,los tipos.
Saludos
Ése imperativo que nos propone este señor, tan citado y admirado por los progres de todas las edades, es una propuesta totalitaria.
Es quizás por eso que no sirve. A la gente en Europa no le gusta masificarse en revoluciones, por nobles que se pretendan, porque ya hemos tenido nuestra ración.
¿"Luchar por el Estado de bienestar "?
Lo siento, pero creo que hay una confusión, porque ése Estado del Bienestar podría ser parte del problema: ideologías igualitarias a la francesa que uno no tiene porqué compartir, y que sólo llevan a la exhaltación y al mito, y a aviolentar la sociedad a la que se quiere defender.
Me extraña que el autor de este blog, con la plataforma que se le brinda y la responsabilidad que ello conlleva, no haga mención a otros modelos no-franceses, como son los anglosajones, mucho más laxos e inteligentes para dar a la sociedad su espacio.
La expresión Open Society es inglesa, y es más acorde al bienestar social que las ingenierías y las "indignaciones" de inspiración francesa que la gente que se dice "de izquierdas" (espantosa expresión que no augura nada salvo utopías rígidas e intransigentes) defiende por todas partes en España.
No es que tengamos que ser más afrancesados o de izquierdas para solucionar nuestros problemas.
Dónde está la conexión? Yo no la veo.
Alomejor lo que hay que hacer es una cosa completamente distinta, y es dejar de demonizar las sociedades anglosajonas y comprenderlas mejor, porque no juegan a la gran narración de la Revolución que franceses y muchos españoles mitifican.
Yo no participaré del estado de ánimo que el venerable anciano nos propone, y si hace falta y aquí estallan las ideologías (recordemos que las revueltas árabes no son ideológicas, contrariamente a lo que se podría sugerir) yo emigraré y me consideraré un exiliado político.
La solución no pasa por reproducir épicas añejas.
Estamos en el siglo XXI, y Dios quiera (Dios, o quien sea) que no regresemos a los primitivismos iluminados del mito revolucionario.

Artículos más leídos en última semana

Un libro del autor

Un libro del autor
Pinche y Lea algo del libro en este link

¿Quién es el autor de este sitio?

Mi foto

Profesor de formación, educador de corazón. Magíster en Educación Pontificia Universidad Católica de Chile. Autor de libros y de diversos artículos sobre educación, desarrollo humano, gestión de calidad, evangelización del currículum.
Actualmente es Director Ejecutivo de una red de colegios, Presidente Amares, Vice Pdte. Fundación Iglesia Educa. Esposo de Verónica, Papá de Natalia, Amante de la Vida y de los Sueños.

Translate, Traducción

Estamos en Creative Commons

Licencia Creative Commons
Winston Elphick.net está bajo una Licencia Creative Commons Atribución 3.0 Unported.

Somos parte de Creative Commons Internacional

Contra lo que piensan algunos que NADA es gratis en la vida, creemos que TODO es un regalo, un don de la Vida, los Amigos, Dios...
Por eso este sitio tiene Licencia Creative Commons Internacional: Puede usar los escritos con total libertad, sin pedir permiso... el conocimiento es un regalo que entre todos construimos.

FORMANDO REDES, PERO PARA ALGUN CAMBIO SOCIAL!!


Artículos anteriores

¿Buscas algún tema? ¡AQUI!