domingo, 9 de marzo de 2014

Los Archivos del Sacristán Nº2: El embajador salvavidas de 1.300 chilenos

Este artículo no es mío, es de un amigo que fue Sacristán, aquel que ayuda al sacerdote en la misa y tiene a su cuidado los ornamentos, la limpieza y el aseo de la iglesia y sacristía. Por eso me permití titularlo como "Los Archivos del Sacristán" , este segundo artículo nos relata una historia impactante. El Embajador que logra salvar a más de 1.300 chilenos... le invito a leer este segundo artículo:
La noche del miércoles 12 de septiembre de 1973
La noche de este miércoles está sombría, en el cielo ni siquiera ha aparecido la luna. El silencio de estas horas se quiebra cada cierto tiempo; se escuchan tiros, tableteos de metralletas y gritos guturales que siempre parecen muy cercanos. Todo esto provoca que los santiaguinos permanezcan escondidos y bajo una gran tensión.
En la parte alta de la ciudad, en una mansión vacía, llena de muebles de buen gusto, libros  y obras de arte; un hombre rubio, alto y delgado, se pasea meditabundo, mientras, sus ojos azules escudriñan cada rincón. Él es Harald Edelstam, Embajador de Suecia, el lugar: la Embajada de Cuba. El diplomático se encuentra  apesadumbrado por la muerte de Salvador Allende. A pesar de concordar que lo único que podía hacer el Presidente, en la circunstancia que estaba viviendo, era suicidarse, siente el dolor de la pérdida de un gran amigo.

La luz se ha ido, hace ya 9 horas que un funcionario de la Junta de Gobierno se apersonó en esta legación llevando un papel amarillo entre las manos. Era un documento en que se consignaba que el nuevo gobierno rompía relaciones diplomáticas con la isla de Cuba, además, de ordenar la salida inmediata de los funcionarios cubanos.
La tropa que rodea la residencia pretendió en algún momento asaltar la misión. Ante esto, los cubanos la hubiesen defendido  a como diera lugar. Finalmente, el gobierno de facto eligió romper relaciones diplomáticas.
El embajador al entrar a la Embajada Cubana
Edelstam había salido de su casa con la luz del día, en pleno toque de queda. Su aspecto nórdico y su metro noventa de estatura, más su pasaporte diplomático habían hecho posible que pasara el fiero cerco, impuesto por los militares, que rodeaba la sede cubana. Los uniformados se impresionaron con la prestancia del embajador, y es más, nunca antes habían visto uno.
En el interior de la delegación, al término de una prolongada conversación con el representante de Cuba, Harald Edelstam se queda a cargo de esta  delegación. Al rato llega un bus en el que los funcionarios extranjeros  se trasladarían al aeropuerto de Pudahuel.
Apenas parte el bus, el embajador nórdico despliega una bandera de su país en el asta vacía, el valor de la diplomacia transforma, con tal acto, a la casona en territorio sueco. En la sede ya se encuentra el que sería su primer asilado: Max Marambio, quien permanece en lo que fuera la Embajada de Cuba 10 meses, luego gracias a las gestiones del diplomático sueco Ulf Jertonson logra salir de Chile rumbo a Suecia.
Actual Corporación Harald Edelstam en Chile
Harald Edelstam continua paseándose, se detiene para mirar las estrellas que parecen tan lejanas, mientras, su joven huésped duerme profundamente. Los militares alrededor del recinto diplomático se encuentran en plena guerra.



Nota: Harld Edelstam en colaboración con diversos grupos de rescate llega a salvar 1300 chilenos, sin importarle sexo, religión ni posición política.Gustaf Harald Edelstam (Estocolmo, 17 de marzo de 1913-ibídem, 16 de abril de 1989) fue un diplomático y embajador sueco, recordado por sus intervenciones en Noruega durante la Segunda Guerra Mundial, cuando protegió y rescató a personas de religión judía y a miembros de la resistencia al régimen pro-nazi y en Chile en 1973, donde rescató y protegió a numerosos perseguidos políticos después del golpe militar de Augusto Pinochet. Se le conoció por el apodo de El clavel negro en referencia a La pimpinela escarlata, también como «El Raoul Wallenberg de los años 70».La película El clavel negro es una mezcla entre el documental y la ficción, se desarrolla con hechos reales de la vida de Gustaf Harald Edelstam durante su estancia en Chile. Fue dirigida por Ulf Hultberg y Åsa Faring y protagonizada por Michael Nyqvist.

Artículos más leídos en última semana

Un libro del autor

Un libro del autor
Pinche y Lea algo del libro en este link

¿Quién es el autor de este sitio?

Mi foto

Profesor de formación, educador de corazón. Magíster en Educación Pontificia Universidad Católica de Chile. Autor de libros y de diversos artículos sobre educación, desarrollo humano, gestión de calidad, evangelización del currículum.
Actualmente es Director Ejecutivo de una red de colegios, Presidente Amares, Vice Pdte. Fundación Iglesia Educa. Esposo de Verónica, Papá de Natalia, Amante de la Vida y de los Sueños.

Translate, Traducción

Estamos en Creative Commons

Licencia Creative Commons
Winston Elphick.net está bajo una Licencia Creative Commons Atribución 3.0 Unported.

Somos parte de Creative Commons Internacional

Contra lo que piensan algunos que NADA es gratis en la vida, creemos que TODO es un regalo, un don de la Vida, los Amigos, Dios...
Por eso este sitio tiene Licencia Creative Commons Internacional: Puede usar los escritos con total libertad, sin pedir permiso... el conocimiento es un regalo que entre todos construimos.

FORMANDO REDES, PERO PARA ALGUN CAMBIO SOCIAL!!


Artículos anteriores

¿Buscas algún tema? ¡AQUI!