lunes, 14 de septiembre de 2015

Esas ausencias que gimen y claman...

“¿De qué es 
ausencia 
esta ausencia, 
corazón, 
que de repente 
te llena?
(Mario Luzi)

La vida se encarga de hablarle al corazón,
el corazón se encarga de hablarle al hombre...
y el hombre, envuelto en vértigo, bulla y tráfago...
sordamente sigue su vida.

Vivir la experiencia de una ausencia
muchas veces es una sensación sorda, oculta,
pero tremendamente abrumadora.

Es como cuando la tensión del agua se enfrenta con el dique.
Hay un gran silencio, luego crujidos...
hasta que el estampido de las aguas se larga.
Allí se inunda todo, se agota todo.

¿Cuál es el origen de las ausencias humanas?
¿Quién es la fuerza creadora que las inyecta en nosotros?
¿Por qué nos agobia con sus preguntas sin respuestas?
¿Ellas vienen a construir o a destruir?

¿Vale la pena responder estas preguntas?
¿Las sentimos como una necesidad?
¿O seguiremos llegando con esa ausencia al iniciar la noche?


“La falta de meditación, 
la imprudencia o desesperada confusión 
o complaciente repetición de «verdades» 
que se han convertido en triviales y vacías”...
(Hannah Arendt)

Lo trivial y vacío se vuelve una indiferencia ante los demás, 
ante la vida misma, incomunica todo.
Aún viviendo en un mundo hiper-comunicado
lleno de redes y conexiones  
que terminan por ahogarnos y encarcelarnos
en un búnker de falsa razones.

Debo seguir esa huella de aquellos 
que sintiendo esa ausencia en su vida,
y sintiendo que algo faltaba esencial les faltaba, 
siguieron la huella, olfateando, vislumbrando,
imaginando el encuentro con aquello que diera plenitud a su vida.

Quiero que esa ausencia sea capaz de provocarme, 
de despertarme y dejarme desvelado 
para pensar en todo aquello que vitaliza mi vida,
para hacer renacer el corazón, 
con el brillo de sus suspiros adolescente, 
hoy enfundados en un pecho de viejo.

Quiero ser consciente de mis ausencias 
esas que habitan en mi corazón, pero que nunca hablan, 
pero que al mismo tiempo dan gritos inentendibles
enmascaradas de nostalgia y remembranzas,
capaces de despertar suspiros por lo eterno.

Quiero seguir la mirada de aquellos que logran vivir, 
pese a todas las muertes que nos devoran.
Quiero creer que esa ausencia, más que un déficit, 
es un llamado, es una voz de Padre que me llama.

Quiero tener siempre esa ausencia como un faro que busca, 
que espera abrazar un día la plenitud de este Dios 
que me ama tanto, sin tener ni una razón para hacerlo.

w


Artículos más leídos en última semana

Un libro del autor

Un libro del autor
Pinche y Lea algo del libro en este link

¿Quién es el autor de este sitio?

Mi foto

Profesor de formación, educador de corazón. Magíster en Educación Pontificia Universidad Católica de Chile. Autor de libros y de diversos artículos sobre educación, desarrollo humano, gestión de calidad, evangelización del currículum.
Actualmente es Director Ejecutivo de una red de colegios, Presidente Amares, Vice Pdte. Fundación Iglesia Educa. Esposo de Verónica, Papá de Natalia, Amante de la Vida y de los Sueños.

Translate, Traducción

Estamos en Creative Commons

Licencia Creative Commons
Winston Elphick.net está bajo una Licencia Creative Commons Atribución 3.0 Unported.

Somos parte de Creative Commons Internacional

Contra lo que piensan algunos que NADA es gratis en la vida, creemos que TODO es un regalo, un don de la Vida, los Amigos, Dios...
Por eso este sitio tiene Licencia Creative Commons Internacional: Puede usar los escritos con total libertad, sin pedir permiso... el conocimiento es un regalo que entre todos construimos.

FORMANDO REDES, PERO PARA ALGUN CAMBIO SOCIAL!!


Artículos anteriores

¿Buscas algún tema? ¡AQUI!