sábado, 18 de septiembre de 2010

FELICES FIESTAS PATRIAS!! MI SUEÑO DE PATRIA


1. PRESENTACION 



Arzobispo de la Iglesia de Santiago y Cardenal de la Iglesia Chilena, fue un insistente defensor de los derechos de las personas. Su gran preocupación era que Chile fuese un espacio de libertad para todos, recordada es su homilía para el Te Deum Ecuménico del 18 de septiembre de 1974, en que define “patria”:
"La patria se constituye en el momento en que un grupo de hombres que habitan físicamente un determinado territorio, reconocen como suyo un mismo patrimonio de sangre y cultura, entran en comunión de tarea y destino...".
Hoy le invitamos a reflexionar el texto "Mi sueño de Chile", homilía dicha en la catedral de Santiago el 19 de Noviembre de 1991. Encierra un profundo poema sobre Chile, aplicable a cualquier país de América latina.
El texto asume cuatro grandes temas: El primero  es “respeto por el hombre y la mujer”, el segundo, "país con dignidad"; el tercero, "país con solidaridad"; el cuarto, "país con amor"; y el quinto "país que vuelva su mirada al Señor".
A los amigos que nos leen fuera de Chile, cambien "Chile" por "Patria", "País"... y verán que nos sirve a todos.

2. ¿QUÉ DICE EL CARDENAL EN "MI SUEÑO DE CHILE"?

Me preguntan por el país que sueño o que deseo.
Y debo decir que mi deseo es que en Chile el hombre y la mujer sean respetados.
El ser humano es lo más hermoso que Dios ha hecho.
El ser humano es “imagen y semejanza” de la belleza y de la bondad de Dios. Quiero que en mi patria desde que un ser humano es concebido,
hasta que llega a la ancianidad sea respetado y valorado.
De cualquier condición social, de cualquier pensamiento político,
de cualquier credo religioso, todos merecen nuestro respeto.

Quiero en mi país todos vivan con dignidad.
La lucha contra la miseria es una
tarea de la cual nadie puede sentirse excluido.
Quiero que en Chile no haya más miseria para los pobres.
Que cada niño tenga una escuela donde estudiar.
Que los enfermos puedan acceder fácilmente a la salud.
Que cada jefe de hogar tenga un trabajo estable
y que le permita alimentar a su familia.
Y que cada familia pueda habitar en una casa digna donde pueda reunirse a
comer, a jugar y a amarse entrañablemente.

Quiero un país donde reine la solidaridad.
Muchas veces ante las distintas catástrofes que el país ha debido enfrentar,
se ha demostrado la generosidad y la nobleza de nuestro pueblo.
No es necesario que los terremotos solamente vengan a unir a los chilenos.
Creo que quienes poseen más riquezas deben apoyar
y ayudar a quienes menos poseen.
Creo que los más fuertes no pueden desentenderse de los más débiles.
Y que los más sabios deben responsabilizarse
de los que permanecen en la ignorancia.
La solidaridad es un imperativo urgente para nosotros.
Chile debe desterrar los egoísmos y ambiciones
para convertirse en una patria solidaria.

Quiero un país donde se pueda vivir el amor.
¡Esto es fundamental! Nada sacamos con mejorar los índices económicos
o con levantar grandes industrias y edificios,
si no crecemos en nuestra capacidad de amar.
Los jóvenes no nos perdonarían esa falta.
Pido y ruego que se escuche a los jóvenes
y se les responda como ellos se merecen.
La juventud es nuestra fuerza más hermosa.
Ellos tienen el derecho a ser amados.
Y tienen la responsabilidad de aprender a amar de un modo limpio y abierto.
Pido y ruego que la sociedad entera ponga su atención en los jóvenes,
pero de un modo especial, eso se lo pido y ruego a las familias
¡No abandonen a los jóvenes! ¡Escúchenlos, miren sus virtudes antes que sus defectos,
muéstrenles con sus testimonios un estilo de vivir entusiasmante!

Y por último, quiero para mi patria lo más sagrado que yo pueda decir:
Que vuelva su mirada hacia el Señor.
Un país fraterno sólo es posible cuando se reconoce
la paternidad bondadosa de nuestro Dios.
He dedicado mi vida a esa tarea: que los hombres y mujeres
de mi tierra conozcan al Dios vivo y verdadero,
que se dejen amar por Él y que lo amen con todo el corazón.
Quiero que mi patria escuche la Buena Noticia del evangelio de Jesucristo,
Que tanto consuelo y esperanza trae para todos.
Este es mi sueño para Chile y creo que con la ayuda de María,
ese sueño es posible convertirlo en realidad.

3. ¿QUÉ ME DICE EL CARDENAL EN "MI SUEÑO DE CHILE"?

¿Qué elemento del poema resuena con mayor fuerza en MI?
¿Tiene vigencia para la sociedad que vivimos HOY?
¿Sigue siendo un sueño, en qué aporto YO para que sea una realidad?

Artículos más leídos en última semana

Un libro del autor

Un libro del autor
Pinche y Lea algo del libro en este link

¿Quién es el autor de este sitio?

Mi foto

Profesor de formación, educador de corazón. Magíster en Educación Pontificia Universidad Católica de Chile. Autor de libros y de diversos artículos sobre educación, desarrollo humano, gestión de calidad, evangelización del currículum.
Actualmente es Director Ejecutivo de una red de colegios, Presidente Amares, Vice Pdte. Fundación Iglesia Educa. Esposo de Verónica, Papá de Natalia, Amante de la Vida y de los Sueños.

Translate, Traducción

Estamos en Creative Commons

Licencia Creative Commons
Winston Elphick.net está bajo una Licencia Creative Commons Atribución 3.0 Unported.

Somos parte de Creative Commons Internacional

Contra lo que piensan algunos que NADA es gratis en la vida, creemos que TODO es un regalo, un don de la Vida, los Amigos, Dios...
Por eso este sitio tiene Licencia Creative Commons Internacional: Puede usar los escritos con total libertad, sin pedir permiso... el conocimiento es un regalo que entre todos construimos.

FORMANDO REDES, PERO PARA ALGUN CAMBIO SOCIAL!!


Artículos anteriores

¿Buscas algún tema? ¡AQUI!