domingo, 14 de noviembre de 2010

BENEDETTI: EL DOLOR DE VIVIR EN UN LABERINTO





1. PRESENTACION


Mario Benedetti es un pozo maravilloso de reflexión. Alguien me hizo ver que no era cristiano... ¿Y qué? le respondí, precisamente por eso puede ser muy valiosa su experiencia, agnóstico, ateo, ideologizado... lo que sea, pero es un hombre gritando a Dios, dudando permanentemente, vivió su vida "en caminos como laberintos", no dejó su talante inquisitivo, soberbio a veces, viviendo en el absurdo de la vida que termina en la fosa.
Para él todo esto era “Buscar lo inhallable” de modo obstinado ... ¿qué le hace entonces seguir buscando? No me cabe duda, ni un poquito, que Benedetti pensaba que Dios le perseguía, le buscaba desde fuera... pero sin darse cuenta Dios estaba instalado en su interior, en su mano escribiendo, en su mente y corazón que le buscaba. 
Esta columna de hoy se vincula con las que presentamos el 30 de Octubre y 4 nov 2009, allí veíamos que Benedetti aseguraba: "No sé si Dios existe, pero si existe sé que no se va a molestar por mis dudas”... ¿no sabías Mario que Dios era quién ponía esas dudas y búsqueda en tu corazón?


2. ¿QUÉ DICE MARIO BENEDETTI?





VIVIR EN UN LABERINTO

La única fórmula para arrendar la esquiva eternidad
es no salir jamás del laberinto, o sea,
seguir dudando y bifurcándose y titubeando,
o más bien simulando dudas,
bifurcaciones y titubeos a fin de que los leviatanes se confundan.

Lo mejor es continuar vagando
entre pasadizos curvos o sinuosos,
meandros existenciales, doctrinas en zigzag,
remansos del amor,
en obstinada búsqueda de lo inhallable.

De todos los laberintos el mejor
es el que no conduce a nada y ni siquiera
va sembrando indicios
ya que esos pocos que llevan a alguna parte
siempre terminan en la fosa común.



3. ¿QUÉ ME DICE MARIO BENEDETTI?

Mario Benedetti se  marchó con una curiosidad: eso que miramos, al menos de reojo, entre las grietas de nuestra condición humana, nos interpela.

Existir es tomar conciencia de estar situado en un laberinto o entrecruzamiento de caminos, donde algunos están cerrados y otros conducen al centro de esta enmarañada construcción: el acceso a lo sagrado y la realidad absoluta. Como si un padre le dijera a su hijo: ¡en tu vida hay un tesoro escondido; más que llevarlo, él te lleva a TI; está muy cerca tuyo pero tienes que descubrir las huellas para encontrarlo! 

Camuflado con esta imagen, Benedetti es cronista y aventurero, se bifurca. Su yo se divide. Reconoce  huellas, pero decide no decodificarlas porque el laberinto, termina en una “fosa común”. Pero fosa viene de cavar, por tanto ¿quién dice que no esconda algún tesoro?

Benedetti no pierde el buen olfato, en el laberinto de la vida siempre aparece el factor “sorpresa”: salida, centro o razones ocultas. Usa un recurso para asir la huidiza eternidad: jugar a las escondidas dentro  del laberinto. Oscilando, dudando, bifurcándose, como el juego del gato y el ratón. La duda es  simulada, porque, en el fondo, sabe que sabe pero juega a no saber.
Benedetti nos ayuda a pensar.

(Tomado de : Columna de Mons. Pablo Galimberti, publicada en el Diario “Cambio”, Uruguay, del 22 de mayo de 2009).

Artículos más leídos en última semana

Un libro del autor

Un libro del autor
Pinche y Lea algo del libro en este link

¿Quién es el autor de este sitio?

Mi foto

Profesor de formación, educador de corazón. Magíster en Educación Pontificia Universidad Católica de Chile. Autor de libros y de diversos artículos sobre educación, desarrollo humano, gestión de calidad, evangelización del currículum.
Actualmente es Director Ejecutivo de una red de colegios, Presidente Amares, Vice Pdte. Fundación Iglesia Educa. Esposo de Verónica, Papá de Natalia, Amante de la Vida y de los Sueños.

Translate, Traducción

Estamos en Creative Commons

Licencia Creative Commons
Winston Elphick.net está bajo una Licencia Creative Commons Atribución 3.0 Unported.

Somos parte de Creative Commons Internacional

Contra lo que piensan algunos que NADA es gratis en la vida, creemos que TODO es un regalo, un don de la Vida, los Amigos, Dios...
Por eso este sitio tiene Licencia Creative Commons Internacional: Puede usar los escritos con total libertad, sin pedir permiso... el conocimiento es un regalo que entre todos construimos.

FORMANDO REDES, PERO PARA ALGUN CAMBIO SOCIAL!!


Artículos anteriores

¿Buscas algún tema? ¡AQUI!