viernes, 2 de abril de 2010

¿Vivir o sobrevivir?

Espiritualidad para el siglo XXI.

Disfrutar tendría que ser la reacción o la consecuencia natural ante el hecho cotidiano de vivir; sin embargo, se ha convertido culturalmente casi en una imposibilidad. Por diversas razones -los miedos, los problemas, las presiones, la inseguridad, entre otras cosas- se nos va atrofiando la capacidad de disfrutar. 

Hay que rehabilitar esta potencialidad, volver a re-educarse en ella, generar hábitos para aprender nuevamente a disfrutar del placer de estar vivo. Nos basta con simplemente decirlo sino, a la vez, sentirlo y experimentarlo realmente. 

Hay que agradecer con todo: con la sangre, la piel, el cuerpo, la mente, la inteligencia, los afectos y las pasiones. Con todo y en todo hay que sentir que la corriente de la vida no se detiene y que su curso nos lleva y nos impulsa sin remordimientos, ni complejos. Hay que vivir porque para eso estamos en la vida. No hay que subsistir, ni sobrevivir, ni resignarse o resistir. Hay que vivir plena y profundamente porque la vida es una sola vez y se agota, tiene un tiempo preciso y una energía limitada. 

Jesús en su Evangelio nos exhorta a vivir el presente cuando dice: “No se inquieten por su vida, pensando qué van a comer, ni por su cuerpo, pensando con qué se van a vestir. ¿No vale acaso más la vida que la comida y el cuerpo más que el vestido? Miren los pájaros del cielo: ellos no siembran ni cosechan, ni acumulan en graneros, sin embargo, el Padre que está en el cielo los alimenta. ¿No valen ustedes acaso más que ellos? ¿Quién de ustedes, por mucho que se inquiete, puede añadir un solo instante al tiempo de su vida? ¿Y por qué se inquietan por la ropa? Miren los lirios del campo, cómo crecen sin fatigarse ni tejer. Yo les aseguro que ni Salomón, en el esplendor de su gloria, se vistió como uno de ellos. Si Dios viste así la hierba de los campos, que hoy existe y mañana será echada al fuego, ¡cuánto más hará por ustedes, hombres de poca fe! No se inquieten entonces, diciendo: ¿Qué comeremos, qué beberemos o con qué nos vestiremos? Son los que no creen los que van detrás de estas cosas. El Padre que está en el cielo sabe bien lo que ustedes necesitan. Busquen primero el Reino y su justicia y todo lo demás se les dará por añadidura. No se inquieten por el día de mañana; el mañana se inquietará por sí mismo. A cada día le basta su aflicción”. (Mt 6, 25-34)

¡Cuánta fresca sabiduría tiene esa página del Evangelio! Nos enseña a contemplar el vuelo de los pájaros, a acariciar la tersura de la hierba del campo y a no preocuparnos desmedidamente por el afán de las cosas y el imperio de las necesidades, aunque sean las más elementales. Dios es un Padre providente que se ocupa de todo cuanto está destinado a nuestra vida. La existencia -por sí misma- está plagada de múltiples aflicciones. Hay que ir viviendo el día a día, paso a paso. 


Buscar primero lo que está primero. Todo lo demás es “añadidura”, resulta secundario y accidental. Hay que vivir sabiendo las prioridades y obrando en consecuencia. 


PARA REFLEXIONAR.

¿TU VIVES, te ocupas o te preocupas?,  ¿buscas lo esencial o estás perdido en medio de las añadiduras?; ¿le devuelves al día el cúmulo de sus aflicciones al llegar a la noche?, ¿te puedes desprender un poquito o por el contrario sigues sujeto a los problemas?...




AUTOR: Agradecido de mi amigo argentino Eduardo Casas, buscador de "claves" desde las cuales ir formando "llaves de comprensión" para aquellas interrogantes que se vuelven camino en la existencia humana desde su anhelo de crecimiento.


Su sitio: http://eduardocasas.blogspot.com

Artículos más leídos en última semana

Un libro del autor

Un libro del autor
Pinche y Lea algo del libro en este link

¿Quién es el autor de este sitio?

Mi foto

Profesor de formación, educador de corazón. Magíster en Educación Pontificia Universidad Católica de Chile. Autor de libros y de diversos artículos sobre educación, desarrollo humano, gestión de calidad, evangelización del currículum.
Actualmente es Director Ejecutivo de una red de colegios, Presidente Amares, Vice Pdte. Fundación Iglesia Educa. Esposo de Verónica, Papá de Natalia, Amante de la Vida y de los Sueños.

Translate, Traducción

Estamos en Creative Commons

Licencia Creative Commons
Winston Elphick.net está bajo una Licencia Creative Commons Atribución 3.0 Unported.

Somos parte de Creative Commons Internacional

Contra lo que piensan algunos que NADA es gratis en la vida, creemos que TODO es un regalo, un don de la Vida, los Amigos, Dios...
Por eso este sitio tiene Licencia Creative Commons Internacional: Puede usar los escritos con total libertad, sin pedir permiso... el conocimiento es un regalo que entre todos construimos.

FORMANDO REDES, PERO PARA ALGUN CAMBIO SOCIAL!!


Artículos anteriores

¿Buscas algún tema? ¡AQUI!