domingo, 28 de marzo de 2010

EL INSPIRADOR DE ALBERT CAMUS.


El INSPIRADOR DE ALBERT CAMUS.

El gran autor Albert Camus, como todos, un tiempo fue niño. Tuvo mirada, temores, inseguridades, búsqueda, inquietudes, juegos de niño.
Tuvo familiares, amigos y docentes que le ayudaron a ser un día lo que sería. El Señor Bernard es uno de ellos.

“La Clase con el Señor Bernard era siempre interesante por la sencilla razón de que él amaba apasionadamente su trabajo. Fuera el sol podría aullar en las paredes leonadas mientras el calor crepitaba incluso dentro de la sala. También podía caer la lluvia, en cataratas interminables y la clase apenas se distraía. Sólo las moscas, cuando había tormenta, perturbaban a veces la atención de los niños.)

El método del Señor Bernard, que consistía en no aflojar en materia de conducta y por el contrario en dar a su enseñanza un tono viviente y divertido, triunfaba incluso sobre las moscas.
Siempre sabía sacar del armario, en el momento oportuno, los tesoros de la colección de minerales, el herbario, las mariposas y los insectos disecados, los mapas.... que despertaban el interés languideciente de sus alumnos.

Era el único en la escuela que había conseguido una linterna mágica y dos veces por mes hacía proyecciones sobre temas de Historia Natural o Geografía. En Aritmética había instituido un concurso de cálculo mental que obligaba al alumno a ejercitar su rapidez intelectual . Lanzaba a la clase, donde todos debían estar de brazos cruzados, los términos de una división, una multiplicación o , a veces, una suma un poco complicada. “¿Cuánto suma 1.267 + 691? el primero que acertaba ganaba un punto que se acreditaba en la clasificación mensual . Para lo demás usaba los manuales con competencia y precisión... los manuales eran siempre los que se usaban en la Metrópoli.

En la clase del Sr. Bernard la escuela alimentaba un hombre más esencial todavía para el niño que para el H, que es el hombre de descubrir. En las otras clases les enseñaban sin duda muchas cosas, pero un poco como se ceba a un garza. Les presentaban un alimento ya preparado rogándoles que tuvieran a bien tragarlo”.

(El primer hombre - Albert Camus Tusquets Editores, Barcelona 1994).

Que motivador es encontrar un testimonio de educador renovado, aún teniendo tantos años su ejemplo, es un testimonio nuevo. Bernard y muchos otros, han decidido matar la vieja escuela y levantar la nueva, la humana, la inspiradora, la animadora (la que pone alma en lo que hace).
welphick

Artículos más leídos en última semana

Un libro del autor

Un libro del autor
Pinche y Lea algo del libro en este link

¿Quién es el autor de este sitio?

Mi foto

Profesor de formación, educador de corazón. Magíster en Educación Pontificia Universidad Católica de Chile. Autor de libros y de diversos artículos sobre educación, desarrollo humano, gestión de calidad, evangelización del currículum.
Actualmente es Director Ejecutivo de una red de colegios, Presidente Amares, Vice Pdte. Fundación Iglesia Educa. Esposo de Verónica, Papá de Natalia, Amante de la Vida y de los Sueños.

Translate, Traducción

Estamos en Creative Commons

Licencia Creative Commons
Winston Elphick.net está bajo una Licencia Creative Commons Atribución 3.0 Unported.

Somos parte de Creative Commons Internacional

Contra lo que piensan algunos que NADA es gratis en la vida, creemos que TODO es un regalo, un don de la Vida, los Amigos, Dios...
Por eso este sitio tiene Licencia Creative Commons Internacional: Puede usar los escritos con total libertad, sin pedir permiso... el conocimiento es un regalo que entre todos construimos.

FORMANDO REDES, PERO PARA ALGUN CAMBIO SOCIAL!!


Artículos anteriores

¿Buscas algún tema? ¡AQUI!