sábado, 12 de septiembre de 2009

VENGO A TI TRABAJADO Y CANSADO…




Pablo Neruda, Hijo tuyo Señor,
(a pesar de que no te reconocía públicamente)
tenía una fuerza espiritual enorme
¿no sería ese fuego que pones en cada ser humano
que también ardía en sus poemas en una forma incontenible?
Mira lo que escribe en uno de sus poemas:

"Me dediqué a las puertas más baratas, a las que habían muerto
y habían sido echadas de sus casas, puertas sin muro, rotas,
amontonadas en demoliciones, puertas ya sin memoria,
sin recuerdo de llave,  y yo dije:
Venid a mi,  puertas perdidas: os daré casa y muro
y mano que golpea,  oscilaréis de nuevo abriendo el alma,
custodiaréis el sueño de Matilde con vuestras alas que volaron tanto."

Al leerlo siento una profunda mirada de divinidad en sus palabras,
¿No es una nueva forma de decir aquellas palabras de Jesús?:
“Venid a mí todos los que están trabajados y cargados,
que yo les daré descanso”. (Mateo 11).

¿No será algún recuerdo de niño en la Iglesia de Parral
que escuchara y que ya adulto asaltara su memoria?
 Como Neruda, no pocas veces vivo la experiencia de ser una “puerta perdida”,
“un trabajado y cargado” de la vida.

¿Cómo no han de cansar las preocupaciones, los errores,
arrepentimientos, incoherencias,  pérdidas, fracasos?
¿Cómo no han de cansar las tensiones, la rutina brava,
el silencio cabizbajo de los caminantes que a veces vamos sin rumbo?
¿Cómo no hemos de estar cansados al tropezar con la misma piedra,
que se expresa en mis temores, ansiedades, inseguridades?

¿Cómo no hemos de estar cansados  al ver nuestra voluntad debilitada,
incapaz a veces de dominar la agresividad, el egoísmo, la tibieza espiritual?

Sin embargo, allí, en medio del crujir de mi existencia, estás tú Señor,
llamando a las puertas perdidas y solitarias de la ciudad,
aquellas que no tienen recuerdo de llaves que las abrían,
o de manos que las golpeen, ni de corazones que esperen tras ellas.

Este Jesús es el Señor de las puertas perdidas, amontonadas,
Jesús que escucha, que llama y golpea para que abramos.
Jesús que comprende , que padece a mi lado, que me ama y espera,
con un enorme abrazo reparador y descansador.

Artículos más leídos en última semana

Un libro del autor

Un libro del autor
Pinche y Lea algo del libro en este link

¿Quién es el autor de este sitio?

Mi foto

Profesor de formación, educador de corazón. Magíster en Educación Pontificia Universidad Católica de Chile. Autor de libros y de diversos artículos sobre educación, desarrollo humano, gestión de calidad, evangelización del currículum.
Actualmente es Director Ejecutivo de una red de colegios, Presidente Amares, Vice Pdte. Fundación Iglesia Educa. Esposo de Verónica, Papá de Natalia, Amante de la Vida y de los Sueños.

Translate, Traducción

Estamos en Creative Commons

Licencia Creative Commons
Winston Elphick.net está bajo una Licencia Creative Commons Atribución 3.0 Unported.

Somos parte de Creative Commons Internacional

Contra lo que piensan algunos que NADA es gratis en la vida, creemos que TODO es un regalo, un don de la Vida, los Amigos, Dios...
Por eso este sitio tiene Licencia Creative Commons Internacional: Puede usar los escritos con total libertad, sin pedir permiso... el conocimiento es un regalo que entre todos construimos.

FORMANDO REDES, PERO PARA ALGUN CAMBIO SOCIAL!!


Artículos anteriores

¿Buscas algún tema? ¡AQUI!