martes, 12 de octubre de 2010


Al comienzo de este año, el 25 de enero recordábamos los 50 años de la convocatoria del Concilio Vaticano II, por parte del Beato Juan XXIII, el Papa Bueno. Es una fecha importante para recordar porque no solo la apertura o el desarrollo del Concilio, sino su propia convocatoria fue un acto de gran valentía del Papa Bueno, unido a la gracia extraordinaria e imprevisible del Espíritu. La oposición y la desconfianza de algunos ambientes, fueron vencidos por la bondad y el coraje de Juan XXIII.El gran historiador del Concilio Vaticano II, el prof. Giuseppe Alberigo, antes de su muerte pudo preparar un artículo titulado "Roncalli Privato" (en la revista Cristianesimo nella Storia) en el que revela los secretos de las "Agendas" y "Diarios de trabajo" que el Papa Roncalli llevaba desde 1905 hasta el día de su muerte. Estas notas "privadas" nos revelan toda la riqueza de esta alma sencilla y profundamente mística. Aquí las reproducimos rindiendo homenaje a este gran Papa que hace medio siglo tenía la valentía humana y la fuerza divina para convocar un extraordinario Concilio Ecuménico que cambiaría el rostro de la Iglesia en el mundo actual.

¿RONCALLI "PRIVADO"?Las líneas de la espiritualidad de A. G. Roncalli son bien conocidas, y la rápida publicación del "Diario del alma" hizo posible estudios articulados y profundos. Sin embargo, ahora, el conocimiento de las "Agendas" para un período muy largo de su vida, permite nuevas profundizaciones no solamente accesorias.
Se ha señalado la importancia crucial de la consigna de 1902, "Dios es todo, yo soy nada". Se ha puesto en evidencia la interiorización de los contrastes con los superiores eclesiásticos, por lo que en 1936 anotaba que "la distancia entre mi modo de ver determinadas situaciones en Estambul y ciertas formas de apreciar las mismas cosas en Roma me hacen mucho mal, son mi única verdadera cruz". Desde 1930, en las relaciones con los demás había seguido el criterio de evitar los conflictos, por lo cual "el respeto que siempre me he obligado a tener, tanto en público como en privado, por cada uno y por todos, mi silencio imperturbable y sin amargura, el no haberme jamás inclinado a recoger alguna piedra arrojada por alguien en mi camino, han debido hablar a todos sobre la sinceridad de mi corazón también por ellos, a quienes siento que amo en el Señor con la misma y fraterna caridad que el Evangelio nos enseña ... Via pacis, via charitatis, via veritatis".
Estos rasgos no significaban una permisividad pasiva, más bien, y desde 1928, Roncalli estaba convencido que "cuando se ha renunciado a todo, realmente a todo, cualquier audacia se vuelve la cosa más simple y natural". Una audacia que no abandonó ni siquiera después de la elección como sucesor de Pedro, muy convencido de que estaban procesándose "tiempos nuevos, nuevas necesidades, formas nuevas" ("Diario del alma", 18-7-1931), por lo que, el 25 de enero de 1959 anunció un nuevo Concilio.
Se conoce la incesante búsqueda y construcción de un equilibrio espiritual en las diversas fases de su vida. Las notas casi cotidianas que Roncalli ha escrito en las "Agendas" a lo largo de décadas y que acompañan al "Diario del alma" constituyen una fuente ulterior de conocimiento de su personalidad.
... Juan XXIII debía lidiar con la compleja y exigente realidad del papado romano y con la fisonomía que había tomado en la primera mitad del siglo XX, y sobre todo con el largo reinado de Pío XII. Es sabido cómo el fin del poder temporal y la áspera confrontación con las ideologías modernas habían marcado profundamente al papado. Por un lado, los restos de la salida del temporalismo - desde el encierro de los papas en el Vaticano hasta el uso de la tiara y la silla gestatoria- seguían pesando; por otro lado, la praxis secularizante de las ideologías habían llevado al catolicismo a un repliegue sobre sí mismo, sintetizado en la exasperación de la lucha contra cualquier desvío doctrinal, y en el acentuado aislamiento hierático de Pío XII, a tal grado que no se sabe nada de su personalidad espiritual.

En la lucha anti-modernista de inicios del siglo XX la misericordia y la reconciliación eran temidas y rechazadas, reclamando sólo obediencia y sumisión a la verdad y a sus intransigentes guardianes....

Lo que apareció como algo inesperado en el pontificado de Juan XXIII fue el hecho de que un papa se apartase de los modelos estereotipados y oficiales, dejando aflorar las chispas del contacto vivificante entre una larga e intensa experiencia cristiana, crecida en el surco de la tradición y alimentada por un incesante compromiso personal, y las esperanzas latentes de un servicio profético, inspirado evangélicamente. Roncalli no tuvo pudor en dejar que sus propias virtudes privadas se transformaran en virtudes públicas del papa, y es por eso que ha suscitado un consenso inaudito, ejerciendo un influjo histórico inversamente proporcional a la breve duración de su pontificado. Es justo eso lo que provocó un vuelco en la misma historia secular del papado romano. Al mismo tiempo, evitó que las exigencias públicas sofocaran o desfiguraran las bases evangélicas de su espiritualidad. El oficio petrino fue vivificado por una santidad auténtica y por tanto audaz, y ha reencontrado un rostro evangélico y auténticamente humano.

Cuando se nos interroga acerca de la razón de la credibilidad y la acogida que este cristiano ha suscitado de manera tan amplia en torno a él en todas las funciones que ha ejercido, es necesario acudir a la total coherencia en su vida entre las virtudes privadas, o sea las actitudes interiores y la santidad personal, y las virtudes públicas, o sea el ejercicio del propio papel en la Iglesia. Más aún a medida que su servicio en la Iglesia se volvía más plenamente pastoral, como en su episcopado en Venecia y finalmente en el papado, se tiene la impresión que su virtud se dilata espontáneamente con una progresión proporcionada a los horizontes cada vez más vastos de su ministerio. Elegiré pocos puntos, pero especialmente decisivos.

Autor: Prof. Giuseppe Alberigo. 

Artículos más leídos en última semana

Un libro del autor

Un libro del autor
Pinche y Lea algo del libro en este link

¿Quién es el autor de este sitio?

Mi foto

Profesor de formación, educador de corazón. Magíster en Educación Pontificia Universidad Católica de Chile. Autor de libros y de diversos artículos sobre educación, desarrollo humano, gestión de calidad, evangelización del currículum.
Actualmente es Director Ejecutivo de una red de colegios, Presidente Amares, Vice Pdte. Fundación Iglesia Educa. Esposo de Verónica, Papá de Natalia, Amante de la Vida y de los Sueños.

Translate, Traducción

Estamos en Creative Commons

Licencia Creative Commons
Winston Elphick.net está bajo una Licencia Creative Commons Atribución 3.0 Unported.

Somos parte de Creative Commons Internacional

Contra lo que piensan algunos que NADA es gratis en la vida, creemos que TODO es un regalo, un don de la Vida, los Amigos, Dios...
Por eso este sitio tiene Licencia Creative Commons Internacional: Puede usar los escritos con total libertad, sin pedir permiso... el conocimiento es un regalo que entre todos construimos.

FORMANDO REDES, PERO PARA ALGUN CAMBIO SOCIAL!!


Artículos anteriores

¿Buscas algún tema? ¡AQUI!