lunes, 18 de octubre de 2010

EL SECRETO DEL DISCIPULO

Con el tiempo descubrí el secreto del Discípulo:
Este Dios cercano me llamaba a subir un  nuevo escalón,
me invitaba a pasar de la “experimentación” a la “experienciación”.

El diccionario define el término “experimentar”
como “el acto de probar y examinar en la práctica
la virtud y la propiedad de una cosa”.
Experimentar se deriva de “experimento”.

Por otra parte  una “experiencia”, nos dice el diccionario,
es una “enseñanza que se adquiere con el uso,
la práctica cotidiana o el vivir”.
Así yo puedo decir que “tengo experiencias” en el uso de algo.

Con el paso del tiempo este Señor
me hizo descubrir la riqueza del término “experienciar”
(aunque no tenga existencia
en el Diccionario de la real Academia Española).

¿Cómo podríamos definir este acto de “experienciar”.
Primeramente se vincula con una EXPERIENCIA entre personas
y no con un EXPERIMENTO provocador de reacciones.

Es un paso en de cercanía con la PERSONA  de Jesucristo.
EL nos hace partícipes de una amistad única,
de una relación que mueve mi vida hacia la esperanza,
hacia el servicio de los Cristos pobres y sufrientes.

Es un nuevo brote en la vida de la fe,
es superar la idea de vivir “experimentos místicos”,
posturas de un grupo u otro,
orientaciones emergentes de la fe,
postulados externos que otros han descubierto
y desean trasvasijar a nuestras vidas.

Son muchos los “expertos” religiosos,
que a modo de gurús modernos
invitan a  laboratorios de vida de fe,
propuestas estandarizadas,
diseñadas en computadores y laboratorios.

Es necesario empezar a vivir “experiencias”,
que den espacio para aplicar los conceptos y
que lleven los distintos aprendizajes
a la construcción de caminos nuevos
en donde se susciten “Experiencias”,
actos que se vinculen con la VIDA,
con aquellas aspectos que mueven mi vida.

Se “experimenta” con “cosas”, se ensaya con objetos.
Con las personas se viven “experiencias”,
encuentros en que nos revelamos el uno hacia el otro,
en una interrelación vital, efectiva y afectiva.
Experienciar  significa compartir sueños y proyectos,
silencios, diálogos, amaneceres, el pan puesto en la mesa.

Experienciar con Jesús significa acrecentar la oración cotidiana,
esa que surge a partir de la vida, que emociona en la ducha,
que bendice un plato de lentejas, que poetiza un caldillo de congrio,
que humedece los ojos al ver las manifestaciones de Dios en la tierra.

Dios es una persona viva,
no es una “cosa” sujeta a nuestros “experimentos”,
No es objeto de nuestras manipulaciones y búsquedas,
No es el dios de los intercambios:
yo cumplo tus deseos, si tu me adoras y me entregas tus sacrificios…

Dios es una persona viva , un Padre cercano
con el cual podemos interactuar y crecer
en una relación abierta a cambios inesperados,
no previstos por los “experimentadores”…

Artículos más leídos en última semana

Un libro del autor

Un libro del autor
Pinche y Lea algo del libro en este link

¿Quién es el autor de este sitio?

Mi foto

Profesor de formación, educador de corazón. Magíster en Educación Pontificia Universidad Católica de Chile. Autor de libros y de diversos artículos sobre educación, desarrollo humano, gestión de calidad, evangelización del currículum.
Actualmente es Director Ejecutivo de una red de colegios, Presidente Amares, Vice Pdte. Fundación Iglesia Educa. Esposo de Verónica, Papá de Natalia, Amante de la Vida y de los Sueños.

Translate, Traducción

Estamos en Creative Commons

Licencia Creative Commons
Winston Elphick.net está bajo una Licencia Creative Commons Atribución 3.0 Unported.

Somos parte de Creative Commons Internacional

Contra lo que piensan algunos que NADA es gratis en la vida, creemos que TODO es un regalo, un don de la Vida, los Amigos, Dios...
Por eso este sitio tiene Licencia Creative Commons Internacional: Puede usar los escritos con total libertad, sin pedir permiso... el conocimiento es un regalo que entre todos construimos.

FORMANDO REDES, PERO PARA ALGUN CAMBIO SOCIAL!!


Artículos anteriores

¿Buscas algún tema? ¡AQUI!