lunes, 27 de diciembre de 2010

¿Cómo despertar a un miserable?

¿En qué podría despertar MI vida de miserable?



Tiene razón Jean de la Bruyere (1645-1696), al decir que:

 La mayoría de los hombres emplean la mitad de su vida en hacer miserable a la otra”.

También tiene razón San Alberto Hurtado (Jesuita chileno) al decir que “hay que dar hasta que duela”… en concreto ¿qué podríamos hacer efectivamente por ayudar a este “despertar de los miserables”?  ... en buenas cuentas a mi YO misereble... se me ocurren algunas acciones:

-       Sea inteligente: no crea en las “rebajas” del 50%... lo engañan y luego usted se ve llena de cajitas, maceteritos, que no sabe que hacer con ellos...
-       Devuelva lo que no es suyo: alguien dijo que todo lo que está sin ocupar en mi clóset, no es mío… saque ropa, zapatos, "devuélvalo" a quien lo espera.
-       Opte por el minimalismo familiar: Está de moda decorar en forma “minimalista” modernos departamentos… con poco es posible vivir feliz, no acumule equipos, electrodomésticos, muebles… pensando “que algún día los ocuparé”…
-       Haga UN acto heroico:   una vez al mes sea capaz de dar (comidas, dinero, tiempo…) a alguien que lo requiera… hará bien, le hará bien.
-        Opte por "un año seco": Tengo un amigo que se puso una meta, “no compraré nada de ropa este año” … y lo logró y fíjese que no sufrió ningún trauma… simplemente cuidó su ropa, seleccionó, reutilizó sus calcetines...
-       Trabaje sus miserias: tenemos tantas, elija una de ellas y acójala, pregúntele la razón que tiene para visitarle… temores, vivencias negativas anteriores, desconfianzas…
-       Trabaje por las miserias: No se quede tranquilo cuando escuche que el país mejora, si un 30% de sus ciudadanos no tienen lo necesario para vivir. Opine, proteste, envíe cartas, participe en política, vote por quienes se comprometen con reformas sociales… mantenga viva su conciencia sobre la injusticia y la pobreza, aunque a veces pueda pensar que “por más que haga, nada cambiará”.
-       De buenas propinas: ¿por qué negar el 10% de la propina del mozo que le atendió bien?
-       Permita el fluir de la vida: suelte, no niegue un gesto de buena educación, una sonrisa, dígale a la cajera que le atendió bien, no dude en compartir lo que sabe y lo que tiene.
-       Finalmente algo cruel: Haga una galería de miserables nacionales, aquellos que no están comprometidos con la ciudadanía, quienes sacan provecho de ella, quienes nos usan para aumentar su fama y riqueza...
     Me dice que cree que esto no es de cristianos? Si, tiene razón. 
     Entonces, al menos tenga una galería mental de miserables … como terapia…

sábado, 25 de diciembre de 2010

EL DIA DE LOS RENACIDOS…

  
DE LA NOCHE DE LOS MISERABLES,  
AL DIA DE LOS RENACIDOS…

Víctor Hugo, en su libro “Los Miserables”, expresa una incómoda realidad: todos tenemos un grado de miserables (como provocadores o como víctimas de ella).
¡Qué fuerza tiene la Navidad como noche de los miserables! Nos invita a descubrir nuestras propias limitaciones y las brutales brechas sociales.

Pascal nos anima a esto: “Es miserable saberse miserable, pero es ser grande reconocer que se es miserable” (Blaise Pascal,1623-1662, Científico, filósofo y escritor francés). 

Una persona o una sociedad que vive, sobrevive y celebra sobre los huesos de sus hermanos moribundos, es una sociedad de miserables… pero si es capaz de reconocer que sus modelos económicos y educativos siguen reproduciendo las mismas injusticias sociales de hace cientos de años,,, y deciden dar el paso para cambiarlos ¡benditos miserables!

Víctor Hugo habló de esto el año 1862, pero hoy, ya cumpliendo la primera década del siglo XXI ¿podríamos decir que hemos dominado las miserias Humanas (propias y sociales)?  Tras esta pregunta puede despertar la respuesta del rol de los renacidos de las miserias. Este niño nacido en Navidad, que se hace miseria e indigencia, nos provoca a la acción decidida, Jesucristo no se quedó de brazos cruzados…

En palabras de Víctor Hugo:

-       “Si una persona sumida en las tinieblas comete un mal, el culpado no es en realidad el que peca, sino el que no disipa las tinieblas”
-       “Retened esto: no hay malas hierbas ni hombres malos. No hay más que malos cultivadores."
-       "Las que conducen y arrastran al mundo no son las máquinas, sino las ideas."
-       "La conciencia es la presencia de Dios en el hombre."

El despertar de  los miserables.

Unos y otros, los que viven la miseria y quienes la provocan debemos despertar, quitarnos esa somnolencia que nos hace transitar por la vida sin sufrir la vida. Si, el sufrir, es también una forma de desepertar.
Debe despertar el pobre, el sumido en la miseria. No es el  hábitat que requiere su dignidad. Debemos provocar su despertar mediante la educación, la capacitación, el emprendimiento.

Debe despertar el miserable que esconde las llaves de la despensa, que cierra una construcción y deja en la calle a 4.000 obreros… esperando que “las cosas mejoren”… ese miserable podría haber mantenido con trabajo  a esas 4.000 familias, en medio de la crisis económica… simplemente dejando de ganar un poquito (no hubiese perdido nada). Luego, pasado el temporal, anuncia que reabrirá las obras y coloca banderas y eslogan animando al desarrollo del país… plop! La miseria usada como marketing…
Cierto es fácil criticar al otro miserable, pero yo también yo lo soy, por tanto debo despertar de mis actitudes miserables de cada día.





jueves, 23 de diciembre de 2010

LA NOCHE DE LOS MISERABLES...









LA NOCHE DE LOS MISERABLES…

Le pido disculpas si el título es chocante o le molesta... si, especialmente porque me refiero a la Noche de Navidad.  De pronto se me vino la palabra y se me presentó el libro de Víctor Hugo  que con tan pocas ganas leí en el colegio. Lo busqué y encontré un párrafo en el prólogo del libro Los Miserables, que en 1862  Victor Hugo escribió:

“Mientras a consecuencia de las leyes y de las costumbres exista una condenación social, creando artificialmente, en plena civilización, infiernos, y complicando con una humana fatalidad el destino, que es divino; mientras no se resuelvan los tres problemas del siglo: la degradación del hombre, la decadencia de la mujer, la atrofia del niño por las tinieblas; en tanto que en ciertas regiones sea posible la asfixia social, mientras haya sobre la tierra ignorancia y miseria, los libros de la naturaleza del presente podrán no ser inútiles”.

El contexto de Víctor Hugo ciertamente era otro: Revolución Francesa, el deseo de progreso, los sueños, Dios, Waterloo, el exilio, la prisión, el contrato social, las cloacas de París… todo encerrado en una palabra “miserables”…

Y vuelvo a mirar el pesebre, las carreras por comprar y empaquetar, la sed de bebida y comida del supermercado… allí, corriendo, comprando, mendigando…estábamos nosotros los miserables…

Por esas cosas del idioma la palabra “miserable” tiene dos acepciones:

·      Por un lado están los menesterosos,  indigentes, míseros, necesitados, pobres, desdichados, infelices.
·      En el extremo, están los avaros, tacaños, mezquinos, cicateros, codiciosos, ruines, abyectos, perversos, canallas, viles, rufianes, bellacos…

Ser “miserable” no significa lo mismo:

·      Por una parte están los hijos del dolor y la degradación, los que solamente tienen lo que puede caber en su corazón y en sus deseos de lograr lo mínimo que le permita rescatar su dignidad humana..,. las victimas.
·      Por otra están los padres de la miseria, los sordos, los constructores de divisiones, muros, desconfianzas, los “Adanes” que no reconocen a nadie como hermano… los victimarios.

Ambos caminan en rutas que socialmente los hemos estigmatizado o animado: unos van hacia una pobreza y oscuridad, los otros han sido animados por la sociedad para seguir su ruta de éxito, de saciedad, de estabilidad.

Victor Hugo maneja una idea de humanización:, un camino solidario para humanizar la tierra, en donde todos “los miserables” (los que lo sufren y los que provocan) evoluciones, unos en el valor de su dignidad, otros en su vivencia de un hermanamiento que hoy es cada vez más urgente.

Puede sonar cursi ¿Pero basta el desarrollo económico? Ciertamente que no. Lo primero es desarrollar LO QUE SOMOS, la grandeza que tenemos internamente y dada esa dignidad debemos trabajar, tanto los “miserables” (los que provocamos la miseria) como los otros “miserables” (los que sufren la miseria). El mal desarrollo económico provoca miseria, creada por la codicia y el hartazgo, pero sin un buen desarrollo económico, integral y justo ¿puede haber verdadero desarrollo humano?

Al fin pareciera que somos una enorme columna de miserables, todos viviendo su propia miseria: unos anoréxicos, otros reventando en colesterol; unos países pensando en como producir más sin pensar en las contaminaciones, otros países pensando como llevar agua potable a su gente; unos cuidando que no suban los impuestos de las personas, otros aún esperando al Padre Hurtado que los rescate de la miseria… todos, unos y otros vamos por esta tierra como miserables: pidiendo o negando, saciados o menesterosos, débiles o soberbios, señores o esclavos…

Este Dios-niño  nace en la total miseria, precisamente para invitarnos a un camino de transformación de toda miseria que nos hace menos humanos. El texto de Ernesto Sábato no puede ser más adecuado: “El mundo nada puede contra un hombre que canta en la miseria”.

Dios se hace miserable, canta en ella, ilumina la noche de los miserables, pero no para quedarse en esa miseria, sino para demostrarnos que el mundo que ha creado está llamado a ser más, a ser una patria justa y buena para todos.

No sé que me pasa, pero esta noche me hizo ver mis miserias, mis negaciones, mis apariencias, mis egoísmos profundos, mis cerraduras y muros… un miserable que carga sus propias indigencias, pero que también se convierte en verdugo de otros miserables… ese soy yo…

NOTA: Victor-Marie Hugo, nace en Besanzón, Francia, el 26 de febrero de 1802  y muere en París el 22 de mayo de 1885. Poeta, dramaturgo y novelista  romántico.

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Cuando el trabajo crea esclavos...








UN INFORME RECIENTE.


Esto es novedad: acaba de salir una publicación de la OEI, fundamental: “METASEDUCATIVAS 2021 La educación que queremos para la generación de los Bicentenarios” (Organización de Estados Iberoamericanos  para la Educación, la Ciencia  y la Cultura.  Madrid septiembre de 2008 ).

En realidad es bastante amplio el análisis que hace, pero quisiera focalizar en un punto que me impresionó: los niños trabajadores que asisten a la escuela… en tercer grado (¡Tercero Básico!).

En el sitio:  http://www.trabajoinfantil.cl (Del Ministerio Trabajo de Chile y la OIT), se entrega importante información validada:

¿Cuántos niños y adolescentes trabajan en el mundo?

246 millones de niños y adolescentes entre 5 y 17 años trabajan en el mundo.
El mayor porcentaje de población infantil (5 a 14 años) trabajadora se encuentra en África Subsahariana (29%), luego Asia y el Pacífico (19%), América Latina y el Caribe (16%) y Oriente Medio y África del Norte (15%).

¿Cuántos niños y adolescentes trabajan en Chile?

196 mil 104 niños y adolescentes de 5 a 17 años, trabaja al menos una hora a la semana. Ellos representan un 5,4% de este tramo de edad.

¿Cuántos trabajan en ocupaciones que vulneran sus derechos esenciales?

En Chile existen 107 mil 676 niños y adolescentes, entre 5 y 17 años que trabajan en condiciones inaceptables. Estos representan el 3,0 % del total de este tramo de edad.

¿Qué es el trabajo inaceptable?
-       Todos los niños menores de 12 años que trabajan.
-       A los niños entre 12 y 14 años que trabajan catorce horas o más a la semana y/o no estudian.
-       A los adolescentes, entre 15 y 17 años, que trabajan 21 horas o más a la semana y no asisten a la escuela. También, a los que superan las horas establecidas en la jornada completa legal (49).
-       A todos los niños y adolescentes que trabajan en la calle o de noche.

¿Quiénes son los niños y adolescentes que trabajan en actividades inaceptables?

Un total de 73.636 entre niños y adolescentes trabajan en actividades inaceptables. La mayor parte son hombres.

¿Qué tipo de trabajos desempeñan?

Vendedor, mesero y empaquetador de supermercado.
En las zonas rurales: trabajo agropecuario, recolección, siembra, venta de productos agrícolas y cuidado de animales. Agregamos: vendedores callejeros, prostitución, cargadores en ferias, ayudantes de pescadores, ladrones, malabaristas, tragafuegos, cantantes...

¿Cuántos niños y adolescentes trabajan en la calle?

El 12,4 % de los niños y adolescentes que realizan trabajo inaceptable lo hace en la calle, lo que representa a 13 mil 300 casos. La mayoría de ellos son niños de menos de 15 años.

¿Cuáles son las causas del Trabajo Infantil?

Pobreza, violencia intrafamiliar, patrones culturales, permisividad social, falta de oportunidades, falta de cobertura, de calidad y cumplimiento de la obligatoriedad de la educación, así como lagunas y contradicciones normativas.

El libro que hemos mencionado indica:

“Es una realidad de efectos devastadores  para la educación: el número elevado de niños de primaria que trabaja fuera de casa y que, en muy alto porcentaje, corren riesgo de abandonar el sistema educativo antes de finalizar los estudios obligatorios. 

En América Latina y el Caribe el objetivo es aún más acuciante: que ningún  alumno abandone el sistema educativo antes de finalizar la escuela secundaria  obligatoria: hay que acabar con la deserción escolar. 
Si los resultados de los alumnos que están escolarizados son modestos en el conjunto de la región y el número de alumnos que se encuentran en los niveles bajos de rendimiento es muy elevado, es de temer que los aprendizajes y las competencias alcanzadas por los alumnos que abandonan la escuela antes de finalizar los estudios obligatorios son decididamente insuficientes para afrontar las exigencias, los compromisos y los deberes, así como para disfrutar de los derechos que corresponden a los ciudadanos”. 


martes, 21 de diciembre de 2010

Estadísticas de la esclavitud infantil



OBSERVE LAS SIGUIENTES ESTADISTICAS.

Mire los países con mayores niños trabajadores 
EN TERCER GRADO DE ENSEÑANZA: 

R. Dominicana, 
Guatemala, México, 
El Salvador y luego CHILE…

A Chile lo superan: 
Uruguay,  Perú, Paraguay, 
Panamá, Nicaragua, Ecuador, 
Cuba, Costa Rica, Colombia, Brasil y Argentina.

Un dato más: 
Chile está sobre la media latinoamericana de niños trabajadores.

¿No le suena a contradicciones PROFUNDAS? 

Chile supera a muchos de estos países en su desarrollo económico y en el blindaje de su futuro comercial… ¿pero sin embargo somos unos de los países que tenemos más niños trabajando, por tanto llevando su futuro educativo a condiciones de alto riesgo (abandono escolar, intermitencia, baja calidad).





LIBEREN A LOS NIÑOS…
Qué pasa con un niño que estudia y trabaja:

  • Un injusticia brutal que viola derechos humanos fundamentales de la infancia y la adolescencia, que Chile y todos los países de América han firmado.
  • Les arrebatamos sus derechos ciudadanos, ya que con la pobreza de sus estudios no alcanzan a lograr las competencias mínimas para acceder a alternativas de estudios superiores de calidad.
  • Una equidad inexistente, que profundiza la desigualdad.
  • Una formación para la dependencia y la toma de roles ya “predestinados socialmente”, en donde en algunos colegios se forman personan para liderar y otras para obedecer y ser obreros baratos.
  • Ataca frontalmente la autoestima, creando problemas de adaptación social y traumas.
  • Violenta a los niños al enfrentarlos a vivencias de  adulto, con adultos muchas veces de baja formación valórica.
  •   Impide una infancia con derecho a ser niño, a jugar, a tener tiempos de sano ocio, acelerando en forma artificial los procesos de asumir la vida adulta.
  • Debilita la calidad del proceso educativo, con alumnos cansados, tristes, golpeados, preocupados de su día siguiente, más que del aula presente.

¿QUÉ DEBEMOS HACER LOS EDUCADORES DE LAS NACIONES AMERICANAS?

  • Primeramente conocer la realidad, tomar conciencia... que no nos deje indiferentes, hacer un catastro en nuestros cursos de niños trabajadores, darles una opción preferencial, integrarlos de mejor forma... inclusión de los alumnos periféricos.
  • Obviamente, trabajar por reducir esta nueva esclavitud del siglo XXI.
  • Que los países inviertan mayores recursos en la educación, que se generen trabajos integrados con familias, que se puedan integrar momentos educativos en familia (con materiales y metas), especialmente en las faenas de campo en que el hijo es necesario.
  • Hacer cumplir los derechos del niño: que ningún menor de 15 años debe trabajar. Que todo niño tiene derecho a ser niño. Los mayores de 15 y menores de 18 años sólo pueden tener un empleo liviano, diurno y autorizado por sus padres y que no obstaculicé sus estudios.
  • Fijarse en sus alumnos ¿cuántos son trabajadores? ¿Cómo los podemos ayudar, a potenciar en sus estudios? ¿Cómo podría usted con ellos poner en práctica la opción preferencial por los más pobres y mejores procesos de inclusión? ... claro que podemos.
AUNQUE SEA UTOPICO, UN DIA SERA UNA REALIDAD...

¿Utopías? Hoy vuelven a estar de moda… 
un Obama era una utopía en USA; 
la desegración racial en muchos países era una utopía; 
la democracia por años también lo fue… 

Hoy se requiere que muchas voces se concerten 
y protesten contra esta brutal inequidad, 
que los políticos en vez de crear nuevos “referentes” 
y partidos hechos a la medida de sus apetitos, 
sean capaces de pensar en estas bombas silenciosas 
que se están armando socialmente… 
niños trabajadores de hoy, adultos insatisfechos 
mañana, adultos resentidos, 
adultos de baja calificación laboral… 
adultos no asimilados a los procesos democratizadores.

No permitamos que al ver esta información 
de la OEI quedemos indiferentes, 
que no sigamos sin sentir al menos 
un gesto de protesta interior… 
ya es un paso el tener la conciencia despierta y no domesticada… luego sacar la voz, escribir, enviar cartas… 
si miles lo hacen ¡con toda seguridad se escuchan!... 
pero hay que hacerlo, simplemente hacerlo.

¿Si un hijo suyo estuviese en esta situación 
que haría ahora mismo? 

Si su hija más hermosa y querida tuviese que salir 
a trabajar por las noches... ¿Qué haría contra eso?

Artículos más leídos en última semana

Un libro del autor

Un libro del autor
Pinche y Lea algo del libro en este link

¿Quién es el autor de este sitio?

Mi foto

Profesor de formación, educador de corazón. Magíster en Educación Pontificia Universidad Católica de Chile. Autor de libros y de diversos artículos sobre educación, desarrollo humano, gestión de calidad, evangelización del currículum.
Actualmente es Director Ejecutivo de una red de colegios, Presidente Amares, Vice Pdte. Fundación Iglesia Educa. Esposo de Verónica, Papá de Natalia, Amante de la Vida y de los Sueños.

Translate, Traducción

Estamos en Creative Commons

Licencia Creative Commons
Winston Elphick.net está bajo una Licencia Creative Commons Atribución 3.0 Unported.

Somos parte de Creative Commons Internacional

Contra lo que piensan algunos que NADA es gratis en la vida, creemos que TODO es un regalo, un don de la Vida, los Amigos, Dios...
Por eso este sitio tiene Licencia Creative Commons Internacional: Puede usar los escritos con total libertad, sin pedir permiso... el conocimiento es un regalo que entre todos construimos.

FORMANDO REDES, PERO PARA ALGUN CAMBIO SOCIAL!!


Artículos anteriores

¿Buscas algún tema? ¡AQUI!