miércoles, 25 de marzo de 2009

Yuri y el «Arroz Congrís» Cubano.


La familia de Yuri nos invitó a comer en su casa. Cuando lo hizo, yo tenía mis dudas de poder ir, esa era nuestra última noche en Cuba... temía comer algo que hiciera molesto mi viaje al otro día, en fin. Aceptamos.

El mismo día de la invitación, le dije a mi señora que creía mejor no ir... -si te parece- me dijo en un tonito de esos...

Tomé el teléfono y empiezo mi discurso con total seguridad: Yuri, te llamo porque nos surgió un inconveniente y no podremos ir hoy por la noche. Del otro lado Yuri me dice: A no chico (con marcado tono cubano), a mi no me haces esto -uf, pensé, esto se complica-

Mira, te cuento- continuó Yuri- Mario (su esposo) hoy ha pedido un día libre, cosa que nunca hace, únicamente para ir a buscarles un poco de puerco, que es muy sabroso ... Mario me mata si no vienen.

Hasta ese punto llegó mis seguridad en la desición. No te preocupes Yuri, estaremos encantados hoy a eso de las 20.00.

Fuimos a su casa, nos esperaban Mario, Yuri y su hija Mary, estudiante de estomatología (Odontología). Un ambiente sencillo, pero muy acogedores. Nos mostraron su última adquisición: un DVD, ya que hasta Raúl Castro permitió que los cubanos los puedan comprar.

De entrada nos ofrecen un café cubano... rico, pero cargadito, acompañado de chicharrones (del puerco que Marío estuvo buscando).

La invitación era a comer el «Arroz Congrís», que se cocina con frijoles negros, todo revuelto. Un símbolo de cubanía en cualquier parte del mundo son los frijoles negros, y es que están siempre presente en la mesa cubana desde  antes de la llegada de Colón a América. 

Además, y realmente como una atención especial, acompañaba el congrís, el puerco en su salsa. ¿Por qué la insistencia del puerco? Simple, porque encontrarlo no es fácil (por algo los cubanos son vegetarianos...en su mayoría). Mario pidió un día libre para ir a buscarlo y poder encontrar unos trocitos ya puestos en la mesa. Si se fija en la foto, al lado de la botella (de jugo hecho en casa) hay dos fuentes, la primera tiene el congrís, la del fondo el puerco.

Fue una cena rica, agradable, en un entorno ciertamente de lo esencial, de centrarnos en el diálogo y el afecto, de mirarnos a los ojos y ver en ellos la bondad y la ingenuidad ante la vida. 

No pudimos despedirnos sin valorar la mesa y la comunión, la simpleza que se logra cuando vivimos la pobreza y nos centramos en la riqueza que viene de las manos, de los ojos, del afecto del otro.

Artículos más leídos en última semana

Un libro del autor

Un libro del autor
Pinche y Lea algo del libro en este link

¿Quién es el autor de este sitio?

Mi foto

Profesor de formación, educador de corazón. Magíster en Educación Pontificia Universidad Católica de Chile. Autor de libros y de diversos artículos sobre educación, desarrollo humano, gestión de calidad, evangelización del currículum.
Actualmente es Director Ejecutivo de una red de colegios, Presidente Amares, Vice Pdte. Fundación Iglesia Educa. Esposo de Verónica, Papá de Natalia, Amante de la Vida y de los Sueños.

Translate, Traducción

Estamos en Creative Commons

Licencia Creative Commons
Winston Elphick.net está bajo una Licencia Creative Commons Atribución 3.0 Unported.

Somos parte de Creative Commons Internacional

Contra lo que piensan algunos que NADA es gratis en la vida, creemos que TODO es un regalo, un don de la Vida, los Amigos, Dios...
Por eso este sitio tiene Licencia Creative Commons Internacional: Puede usar los escritos con total libertad, sin pedir permiso... el conocimiento es un regalo que entre todos construimos.

FORMANDO REDES, PERO PARA ALGUN CAMBIO SOCIAL!!


Artículos anteriores

¿Buscas algún tema? ¡AQUI!