viernes, 28 de noviembre de 2008

La fuerza de la palabra


1.         El valor del lenguaje humano.

 

Cada pueblo y cada nación del mundo ha logrado entenderse por una lengua madre que les une y les permite comunicarse entre sí. 

Es la riqueza del idioma que facilita el entendimiento diario de un  grupo o de una nación.

Esta facultad que naturalmente tienen los pueblos se logra valorar en su verdadera dimensión, cuando uno de ellos se aleja y se encuentra en Japón siendo latinoamericano, ¿cuánto se valora el español en medio de tanto letrero, revistas y diálogos que no se entiende?

Sin un idioma y sin una forma común de traducir los signos, la ideas y las emociones, la convivencia sería un caos, el desorden en las calles sería palpable.

 

2.         Idioma unido a la cultura.

 

Pero el idioma no es solo una forma particular de hablar, es una forma de convivir, de entender la vida, de valorar o de temer a los demás.

En nuestras sociedad coexisten diversos “idiomas”, distintas formas de comunicarse con las personas y de entender el mundo.

 

El idioma siempre está ligado a la cultura que lo ha creado, cuando se aprende un idioma nuevo, necesariamente se está recibiendo la historia de ese pueblo, sus creaciones, sus batallas, sus avances, sus limitaciones, sus barbaries... en síntesis, su historia como grupo humano.


3.         Idioma y concepción de Persona Humana.


Pero algo más gravitante para nuestra vida se trasunta en el idioma, está unido al COMO percibimos o entendemos a la PERSONA humana. ¿Desde cuándo somos vida humana? Desde el nacimiento, dice una cultura; desde la fecundación dice otra… son dos concepciones de personas distintas. Si la vida es humana solamente desde el nacimiento… entonces antes de eso puedo hacer lo que quiera con ese embrión… no es nada, no vale nada…


Si la vida humana entendemos que surge desde la fecundación… entonces el ser humano desde que es una unión de las dos células que le dan vida, entonces será una vida sagrada, aún desde que no alcanza a medir ni un milímetro.


Cada idioma acompaña su cultura… tendremos así el idioma pragmático, utilitarista, comercial… o bien tendremos el idioma de los derechos de la persona y la dignidad humana.


4.         Hablamos, comunicando cultura.


El idioma es CULTURA COMUNICADA, es la vivencia desde una lengua y de una forma de vida.


Quien se aproxima a la lengua mapuche no dejará de impresionarse por su concepción de la naturaleza, por la concepción de la propiedad de tierra... por las motivaciones más profundas que el pueblo mapuche ha reunido a través de su historia.


Quien aprende el idioma japonés no dejará de admirarse por su cultura milenaria, por la paciencia en sus obras, por su filosofía de vida.


El idioma es cultura que se traspasa y la cultura es una red  de relaciones que las personas establecen en cuatro dimensiones: consigo mismos, con los demás, con la naturaleza y con Dios. Del manejo de estas cuatro relaciones surge un conjunto de valores y antivalores que forman el estilo de vida de cada pueblo.


La cultura viene a expresar en obras estas relaciones, en estructuras sociales, patrones familiares, estilos  de convivencia social, visión del trabajo y del capita


Con el idioma recibí la forma de ser de mi pueblo, sus valores, los ideales que nos mueven a existir, los sueños que nos levantan y nos orientan hacia el anhelo de eternidad.


Recibí la palabra enseñada y los valores practicados. Junto con decir “pan” aprendí a conocer el trabajo de quien abraza la harina para transformarla en dulce y caliente masa que convoca la mesa familiar.  Al decir “pan” aprendí que existe un Pan que sacia todo hambre, que calma toda ansiedad, es el Pan de los afectos, del amor compartido y repartido.


Gracias al lenguaje, el P-A-N no es sólo  masa que se come y endurece, es el alimento, el amor, la comunión.

Artículos más leídos en última semana

Un libro del autor

Un libro del autor
Pinche y Lea algo del libro en este link

¿Quién es el autor de este sitio?

Mi foto

Profesor de formación, educador de corazón. Magíster en Educación Pontificia Universidad Católica de Chile. Autor de libros y de diversos artículos sobre educación, desarrollo humano, gestión de calidad, evangelización del currículum.
Actualmente es Director Ejecutivo de una red de colegios, Presidente Amares, Vice Pdte. Fundación Iglesia Educa. Esposo de Verónica, Papá de Natalia, Amante de la Vida y de los Sueños.

Translate, Traducción

Estamos en Creative Commons

Licencia Creative Commons
Winston Elphick.net está bajo una Licencia Creative Commons Atribución 3.0 Unported.

Somos parte de Creative Commons Internacional

Contra lo que piensan algunos que NADA es gratis en la vida, creemos que TODO es un regalo, un don de la Vida, los Amigos, Dios...
Por eso este sitio tiene Licencia Creative Commons Internacional: Puede usar los escritos con total libertad, sin pedir permiso... el conocimiento es un regalo que entre todos construimos.

FORMANDO REDES, PERO PARA ALGUN CAMBIO SOCIAL!!


Artículos anteriores

¿Buscas algún tema? ¡AQUI!